Rito de sobrevivencia

Si he sobrevivido a este infierno de imágenes
es porque aún existe los vestigios de la niña fracturada que siempre fui.
Es porque me espera un gato en el regazo de mi casa,
una hija que analiza mi suerte entre migajas de pan,
una íntima amistad con los fantasmas amarillos
y un hombre azul que me pertenece y al que le pertenezco.

No tengo brújula ni ábaco que me guíen. Blasfemo,
porque los dioses paganos me entienden en ese lenguaje.
Soy del aire... sacrifíquenme donde quieran y seré torbellino.
Sólo así podré llamar al agua por su nombre, y a la tierra por sus fieras y al fuego
por el triple color que le viste. Senténciame con tus manos, mortal.
Ni siquiera un tributo de carne soporta mi gravedad.

Volver al inicio Volver arriba Krisma y su infierno de imágenes. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.